Parroquia de San Mateo

Meadow Row, London SE1 6RG, UK

Teléfono de la Oficina: 020 7357 8532

Taller de Biblia

Estudiar la Sagrada Escritura es estudiar lo más hermoso que existe. Dios siempreha hablado y sigue hablando a los hombres y mujeres. Y lo hace de muchas formas distintas, pero sobre todo, a través de su Palabra contenida en la Biblia.

 

¿Queremos escuchar a Dios? Abramos la Sagrada Escritura con espíritu de búsqueda sencilla y alma orante. Ahí está todo lo que Dios ha querido revelarnos. Ahí está el camino para la verdadera felicidad. Sólo tenemos que abrir, leer, meditar, interiorizarlo, vivirlo y transmitirlo.

A quien medita la Biblia le pasará lo que a aquellos dos discípulos de Emaús, cuyos corazones ardían al hablarles Jesús por el camino de la vida (Lc 24, 13-15).

Abrir la Biblia es comprometerse con Dios, que nos habla. No se puede acercar a la Biblia como curioso, sino como como hijo ante su Padre: ―Habla, Señor, que tu siervo escucha.

 

La Biblia es un libro, no para estudiar, sino para meditar, vivir y transmitir: ―Bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios y la practican. (Lc 11, 28).

 

En este curso vamos a estudiar la Biblia, aprenderemos muchas cosas nuevas acerca de ella, veremos sus autores, algunos acontecimientos históricos, las formas literarias en que fue escrita la Biblia, etc. Pero sólo seremos felices si, además de leer y entender la Palabra de Dios, la practicamos, la hacemos vida. Este es el objetivo de nuestro curso de Biblia: hacer vida la Palabra de Dios, encontrar en ella un mensaje personal y transmitirlo a los demás.

¡Qué hermoso es saber que Dios ha hablado a la humanidad, a cada hombre y mujer! Primero se escogió un Pueblo, el pueblo de Israel; pero en él estábamos representados todos los pueblos.

Después fundó un nuevo pueblo, su Iglesia, abierto a todas las fronteras de raza, lengua y color. En la Biblia Dios nos habla a todos, sin excepción. Sólo pide oídos abiertos para escucharle, docilidad de corazón para aceptar su Palabra y voluntad decidida para ponerla en práctica, cueste lo que cueste.